martes, 14 de julio de 2015

ABUELITA


Abuelita, abuelita... 
¿me puedes contar un cuento?


Los cuentos que tú me cuentas
son diferentes a los demás
son historias que tú sabes
y a mi me gusta escuchar.

Los cuentos que tú me cuentas
son historias de verdad
son de personas muy buenas
que nos quieren ayudar.

Los cuentos que tú me cuentas
me ayudan a comprender
que todo es bueno y bonito
cuando nos portamos bien.

Los cuentos que tú me cuentas
no son de ciencia ficción
son historias muy reales
y me llegan al corazón.

Los cuentos que tú me cuentas
son de un encanto especial
pues en ellos tú me explicas
lo que es más esencial.

Los cuentos que tú me cuentas
siempre los recordaré
pues a través de tus cuentos
aprendo a portarme bien.

Los cuentos que tú me cuentas
me enseñan a comprender
que si somos muy valientes
no hay nada que temer.

Los cuentos que tú me cuentas
son historias de Jesús
tan bonitas y entusiastas
que me alegran y dan luz.

Abuelita, abuelita...
 ¿me contarás otro cuento?
De éstos nunca me canso
y siempre salgo contento.

Abuelita, abuelita...
que suerte que tengo yo
de tener esta abuelita;
¡¡Y cómo la quiero yo!!



9 comentarios:

  1. He encontrado este blog y me gusta por su profundidad y sencillez

    ResponderEliminar
  2. A todos los niños nos gusta que nos cuenten cuentos antes de dormir
    ¿A quién no?

    ResponderEliminar
  3. Hola Jaime;muchas gracias por tu comentario
    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. ¡ Que ilusión nos hacía que nos contaran cuentos nuestras yayas!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. ¡ Que ilusión nos hacía que nos contaran cuentos nuestras yayas!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Carmen ¿ tú estás en facebook? es que he visto que hay una Carmen Estany, dónde pone personas que quizás conozca, ya me dirás.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Hola Carmen ¿ tú estás en facebook? es que he visto que hay una Carmen Estany, dónde pone personas que quizás conozca, ya me dirás.
    Un beso.

    ResponderEliminar