martes, 14 de julio de 2015

EL MAR


Paseando por la playa me acordé de ti
y compuse este poema que hoy te quiero escribir.

Comparaba tu persona con la inmensidad del mar
que es tan grande y tan profundo que no se puede abarcar.

Pensaba en la creación, que siendo toda tan hermosa, 
no se puede comparar al valor de tu persona.

El día que tu naciste, nació una gran novedad;
nació una nueva persona, diferente a las demás.

Solo Dios puede hacer tanta genialidad,
que aunque nazcan muchos miles no hay ninguno igual.

Paseando por la playa vi con mucha claridad
que además de darnos cuerpo, nos da un alma inmortal.

Paseando por la playa, me acordé de ti
y pensé que este poema lo podía compartir.

3 comentarios:

  1. Hola Carmen. Me ha encantado tu poema. Con tu permiso lo publicaré en mi blog.
    No he recibido tus correos.
    Bien venida al mundo fascinante de los blog.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Carmen, me encanta tu blog, es muy bonito, y este del mar me entusiasma mucho, ya que me encanta la playa, es muy relajante.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hola Carmen, me encanta tu blog, es muy bonito, y este del mar me entusiasma mucho, ya que me encanta la playa, es muy relajante.
    Un beso.

    ResponderEliminar